sábado, 4 de julio de 2015

Tras fondo contenido y formas

My Name Is Trouble, Keren Ann [4:10]
6 Forma Seis 
En una conversación poco casual Seis le dijo a Cero que desde que la conoció supo que era lesbiana porque personas de su entorno cercano son homosexuales. Aunque desde el respeto y la tolerancia, no dejaba de resultar curiosa tal aseveración. Cero le dijo a la joven Seis que la persona que le acompañaba la noche que se encontraron en el recinto de celebración del pride no era su pareja sino una simple amiga.
5 Forma Cinco
Cinco le dijo a Cero que la nueva regidora era independentista. Cero le respondió que le parecía demócrata, que estar a favor de una consulta no significaba ser independentista. Cinco calló y Ceró se quejó del calor, que deseaba raparse. Cinco le dijo a Cero que lo que tenía que hacer era ser más femenina y ponerse faldas y vestidos. Hacía tiempo que Cero le había dicho a Cinco, abierta y sinceramente, de qué lado estaba. Ceró bajó a fumarse un cigarrillo para morderse la lengua, tragarse las palabras, alejar los pensamientos envenenados y soportar su impotencia. Paciencia, demasiada, debía tener.
4 Forma Cuatro
Cuatro y Cero se encontraron de repente abandonadas en una tumultuosa celebración, cual naufragas en una isla desconocida, descolocadas en tiempo y espacio. Recorrieron la ciudad buscando donde saciar el hambre y la sed. El calor sirvió de fondo para palabras de esperanza y desesperanza, vertidas en calles y plazas desiertas en las que la bella arquitectura, modernista a ratos, cobró otra dimensión, quizás mágica, quizás bruja. Cerveza, patatas bravas, croquetas y chocolate con churros precedieron e intermediaron en las risas y los deseos pedidos a una estrella desde el banco de una plaza revolucionaria y con mucha gracia. Respeto y comprensión.
3 Forma Tres 
Menos le dijo a Más que Cero había hablado mal sobre ella. Cero le aseguró a Más que no había sido así y le contó lo que Menos hizo y no dijo y dijo y no hizo. Tanto conocimiento cultivado de Más y desconocimiento inaceptable de Menos resultan en una confusión patética. Entre medias, armarios abiertos y cerrados, y la agresividad de Menos como expresión del miedo a las consecuencias de la verdad pública, en el entorno profesional. La pesadez puede resumirse con una simple regla matemática: Más por Menos da Menos. Cero pasa.
2 Forma Dos
Tres le dijo a Cero que desde que la vio supo que era lesbiana. A Dos se lo dijo antes Cero. Dos y Tres preguntan (mucho) a Cero, quien trata de no herirlas pues les ve muy sentidas, a pesar de que especialmente Tres provoca bastante a Cero. Parecen tolerantes pero no parece que entiendan bien. Requieren de muchas explicaciones y la discordancia de opiniones parecen interpretarla como un ataque a su identidad, su cultura y su lengua.
1 Forma Uno
Pocas semanas después de conocerse, Uno le dijo a Cero que admiraba su valentía. Cero le respondió que no había nada que admirar. Cero le dijo que era lesbiana y Uno la abrazó. Desde entonces, Uno significa mucho para Cero. Ahora, Uno y Cero, cuando se juntan y cuchichean, dan mucho de sí. Dentro de su rango analógico alcanzan niveles altos y bajos, como los unos y ceros del sistema binario, que combinados y agrupados de manera apropiada transmiten información con eficiencia digital. Sus palabras, gestos, miradas y risas provocan saltos cuánticos, originando fenómenos en cascada, un torrente de energía, conocimientos, desconocimientos e inquietudes. Hay quienes temen cuando se miran de frente, dicen algo como una ráfaga que cruza entre el primer y el tercer mundo y chocan las cinco con sonrisas inescrutables. A veces dicen palabras en lenguas raras que conocen, a veces hablan en jerga con acentos raros. Van aprendiendo, siempre, cada día, lo intentan. La paz.

0 Fondo Cero
Cero existe en diferentes ambientes o círculos vitales. Cuando a Cero le tocó estudiar Filosofía se le quedó eso de la forma y el contenido, lo que en donde sobrevive llaman forma y fondo. Se pregunta (en plan naive, a lo Amélie Poulain) si será porque (debido a la gravedad y a la densidad) el contenido se erige desde el fondo y yace en éste si es poco y malo, sin que se aprecie algo bueno en la superficie. A Cero siempre la han criticado, le han machacado con las formas, la manera de hablar, los gestos, el lenguaje corporal, la vestimenta. Cero se pregunta cómo puede alguien afirmar saber rotundamente qué y cómo es otra persona por su vestimenta. Cero acepta el desacuerdo y la diversidad, procura respetar las costumbres y culturas y evitar los enfrentamientos, pero no puede entender ni aceptar que una mujer que se dice progresista regañe o ataque a otra diciéndole que tiene que ser más femenina y ponerse vestidos y faldas. ¿Será porque quien regaña es una persona provinciana primermundista engreída que se ve superior a una persona esclava cualificada tercermundista? ¿O es homofobia encubierta, disimulada en y con una educación hipócrita? Se hace difícil no solo vivir sino inclusive sobrevivir con este tras-fondo contenido. Insoportable.