sábado, 4 de julio de 2015

Tras fondo contenido y formas

My Name Is Trouble, Keren Ann [4:10]
6 Forma Seis 
En una conversación poco casual Seis le dijo a Cero que desde que la conoció supo que era lesbiana porque personas de su entorno cercano son homosexuales. Aunque desde el respeto y la tolerancia, no dejaba de resultar curiosa tal aseveración. Cero le dijo a la joven Seis que la persona que le acompañaba la noche que se encontraron en el recinto de celebración del pride no era su pareja sino una simple amiga.
5 Forma Cinco
Cinco le dijo a Cero que la nueva regidora era independentista. Cero le respondió que le parecía demócrata, que estar a favor de una consulta no significaba ser independentista. Cinco calló y Ceró se quejó del calor, que deseaba raparse. Cinco le dijo a Cero que lo que tenía que hacer era ser más femenina y ponerse faldas y vestidos. Hacía tiempo que Cero le había dicho a Cinco, abierta y sinceramente, de qué lado estaba. Ceró bajó a fumarse un cigarrillo para morderse la lengua, tragarse las palabras, alejar los pensamientos envenenados y soportar su impotencia. Paciencia, demasiada, debía tener.
4 Forma Cuatro
Cuatro y Cero se encontraron de repente abandonadas en una tumultuosa celebración, cual naufragas en una isla desconocida, descolocadas en tiempo y espacio. Recorrieron la ciudad buscando donde saciar el hambre y la sed. El calor sirvió de fondo para palabras de esperanza y desesperanza, vertidas en calles y plazas desiertas en las que la bella arquitectura, modernista a ratos, cobró otra dimensión, quizás mágica, quizás bruja. Cerveza, patatas bravas, croquetas y chocolate con churros precedieron e intermediaron en las risas y los deseos pedidos a una estrella desde el banco de una plaza revolucionaria y con mucha gracia. Respeto y comprensión.
3 Forma Tres 
Menos le dijo a Más que Cero había hablado mal sobre ella. Cero le aseguró a Más que no había sido así y le contó lo que Menos hizo y no dijo y dijo y no hizo. Tanto conocimiento cultivado de Más y desconocimiento inaceptable de Menos resultan en una confusión patética. Entre medias, armarios abiertos y cerrados, y la agresividad de Menos como expresión del miedo a las consecuencias de la verdad pública, en el entorno profesional. La pesadez puede resumirse con una simple regla matemática: Más por Menos da Menos. Cero pasa.
2 Forma Dos
Tres le dijo a Cero que desde que la vio supo que era lesbiana. A Dos se lo dijo antes Cero. Dos y Tres preguntan (mucho) a Cero, quien trata de no herirlas pues les ve muy sentidas, a pesar de que especialmente Tres provoca bastante a Cero. Parecen tolerantes pero no parece que entiendan bien. Requieren de muchas explicaciones y la discordancia de opiniones parecen interpretarla como un ataque a su identidad, su cultura y su lengua.
1 Forma Uno
Pocas semanas después de conocerse, Uno le dijo a Cero que admiraba su valentía. Cero le respondió que no había nada que admirar. Cero le dijo que era lesbiana y Uno la abrazó. Desde entonces, Uno significa mucho para Cero. Ahora, Uno y Cero, cuando se juntan y cuchichean, dan mucho de sí. Dentro de su rango analógico alcanzan niveles altos y bajos, como los unos y ceros del sistema binario, que combinados y agrupados de manera apropiada transmiten información con eficiencia digital. Sus palabras, gestos, miradas y risas provocan saltos cuánticos, originando fenómenos en cascada, un torrente de energía, conocimientos, desconocimientos e inquietudes. Hay quienes temen cuando se miran de frente, dicen algo como una ráfaga que cruza entre el primer y el tercer mundo y chocan las cinco con sonrisas inescrutables. A veces dicen palabras en lenguas raras que conocen, a veces hablan en jerga con acentos raros. Van aprendiendo, siempre, cada día, lo intentan. La paz.

0 Fondo Cero
Cero existe en diferentes ambientes o círculos vitales. Cuando a Cero le tocó estudiar Filosofía se le quedó eso de la forma y el contenido, lo que en donde sobrevive llaman forma y fondo. Se pregunta (en plan naive, a lo Amélie Poulain) si será porque (debido a la gravedad y a la densidad) el contenido se erige desde el fondo y yace en éste si es poco y malo, sin que se aprecie algo bueno en la superficie. A Cero siempre la han criticado, le han machacado con las formas, la manera de hablar, los gestos, el lenguaje corporal, la vestimenta. Cero se pregunta cómo puede alguien afirmar saber rotundamente qué y cómo es otra persona por su vestimenta. Cero acepta el desacuerdo y la diversidad, procura respetar las costumbres y culturas y evitar los enfrentamientos, pero no puede entender ni aceptar que una mujer que se dice progresista regañe o ataque a otra diciéndole que tiene que ser más femenina y ponerse vestidos y faldas. ¿Será porque quien regaña es una persona provinciana primermundista engreída que se ve superior a una persona esclava cualificada tercermundista? ¿O es homofobia encubierta, disimulada en y con una educación hipócrita? Se hace difícil no solo vivir sino inclusive sobrevivir con este tras-fondo contenido. Insoportable.

sábado, 6 de junio de 2015

Solo son recuerdos

Where is my love?, Cat Power [2:53] 
Arcoíris tras un aguacero, mariposas y flores de colores, marpacíficos, flores de pascua, framboyanes, playas azul verde turquesa, arena infinita, agua cristalina, bucear, salir a respirar un instante y sumergirme.
Leer, escribir, dibujar, jugar, soñar, dormir, orden y desorden. 
Cajitas de maderas aromáticas, semillas de mameyes, hojas secas, piedras, minerales, polymitas picta, caracoles, conchas, corales, abanicos de mar. 
Primera vez a caballo y desbocado, helechos, orquídeas, elevaciones y cuevas, estalagmitas y estalactitas, costas y playas, casas sobre pilotes, saltos desde muelles, mareas, mangle, cangrejos, trompeteros, picuas, morenas, caballitos de mar, cayos, una sierra y un banco desde un bote, esculturas recreando una aldea aborigen a orillas de una laguna con un tesoro, cocodrilos. 
Frijoles negros con cilantro, puerco asado con ramas de guayaba, turrón de maní, pudín de pan con higos, patios, parras, una casita, lagartijas, violetas, matas de mango, guanajos, sombreros, esponjas. 
Después, euplectella aspergillum, la fascinación por la biología estructural, tras las formas y estructuras creadas por humanos, quizás sin reparar profundamente en lo que desde mucho antes brinda la naturaleza, consecuencias e implicaciones.
Solaris, la materialización de los recuerdos, lo(s) que ya no ves, lo(s) que ya no está(n), ¿dónde está(n)?, la ética de la investigación, la experimentación y la invención. 
Siempre, libros, películas, música, ballet, danza, teatro, museos, pintura, escultura, viajes, caminatas urbanas, paisajes, flora y fauna de colores ...
Recuerdos, amores, algo de caos, olvidos, intolerancias, aún. 

domingo, 24 de mayo de 2015

Emoción

Time after time, Cyndi Lauper [4:18] 
Me emociona acudir a votar. No sé por qué me ocurre pero es un hecho. También hoy me he emocionado, quizás tanto como la primera vez que pude hacerlo en este país, hace más de una década, tras casi otra intentando conseguirlo. Hoy he recordado aquella primera vez, la sonrisa y la mirada de un ex-compañero de trabajo quien, casualmente, estaba en el colegio electoral. 

Quizás quienes han nacido y vivido con la posibilidad de votar a varias opciones y no a un único partido, o no votar, no puedan comprender el privilegio de este derecho, a pesar de las imperfecciones que pueda tener, en mi opinión, cualquier sistema democrático. Me gustaría poder emocionarme el día en el que sea posible el voto libre y plural en todas partes, especialmente en donde nací.

sábado, 18 de abril de 2015

Ascenso

Tres Tres Chic, Mocean Worker, The Devil Wears Prada Soundtrack [3:41]
Les Maruja había salido a dar una vuelta por el barrio vecino tras sus recientemente finalizadas fiestas. Al llegar a la puerta del edificio en donde vivía temporalmente, se encontró con dos mujeres. Una morena de pelo corto con cara de preocupación parecía intentar ayudar a otra rubia de melena ensortijada que buscaba algo en el bolso a la par que repetía “¿Subes?”. Al abrir la puerta con sus llaves, les preguntó quedamente, más por gestos que con palabras, si iban a entrar. Sostuvo unos segundos la pesada armazón de hierro y vidrio, y a punto ya de soltarla, entró la rubia y, con tono decididamente vacilante, dijo “Merci”. 

Les Maruja pulsó el botón de llamada del ascensor. Durante la breve espera se fue haciendo evidente que esta Blonde Bote estaba algo ¿cómo calificarlo? ¿tambaleante? Les pulsó el piso al que iba a la par que lo decía y preguntaba tímidamente a la Blonde por el suyo. Inevitablemente el espejo del pequeño ascensor reflejaba el rostro despreocupadamente sonriente de la Blonde en contraste con el de cierto aire de comedida amabilidad de la Les.

Las portezuelas se cerraron lentamente. Comenzó el pesado ascenso, silencioso hasta que Blonde preguntó “¿Subes a casa conmigo?”. Les sonrió y respondió educadamente “No, gracias, no”. Blonde medio replicó medio inquirió “¿Te gustan las mujeres?” y sin dar tiempo a una respuesta de Les, apostilló con tono un tanto victorioso “¡Lo he notado! ¡Me he dado cuenta antes!”. Les se miró al espejo y dijo con algo de sorna y una sonrisa medio burlona “¡Oh sí! ¡Claro que se nota!” mientras sus dedos se entremezclaban con su escaso pelo.

Blonde insistió “¿Subes?”. Les negó con la cabeza y respondió cuidadosamente a la par que procuraba mirarle a los ojos a través del espejo “No. Sí, me gustan las mujeres pero no todas las mujeres”. Y mientras Blonde exclamaba gesticulando “A mí no, no me gustan las mujeres ¿Subes?”, Les añadió pausadamente “es como en las heteros, a usted por ejemplo”, “a mí no, no me gustan las mujeres” interrumpió Blonde, “le gustan los hombres pero no todos los hombres”, logró proseguir Les para inmediatamente añadir “pues a mí, algunas mujeres, a las que he querido y tengo cariño, como a usted los hombres, supongo”. 

Tras repetir por enésima vez “A mí no, no me gustan las mujeres”, Blonde preguntó con cierto enojo “¿Y yo, yo te gusto?”. El ascensor se detuvo. Les miró a Blonde de frente brevemente y respondió secamente “No”. Comenzaron a abrirse las portezuelas y Blonde apremió “¿Subes?”. Les negó con la cabeza, abrió la puerta del ascensor, se giró y desde afuera asintió con la cabeza. “Bona nit”, dijo mientras acompañaba el cierre de la puerta.

domingo, 22 de marzo de 2015

Domesticación

Viva la vida, Coldplay [5:18]

Quizás sabían que en cierto libro está escrito que solo se conocen las cosas que se domestican, que los seres humanos ya no tienen tiempo de conocer nada porque lo compran todo hecho en las tiendas y que como no hay tiendas donde venden amigos, ya no tienen amigos. Quizás esto había cambiado, o tal vez no. Tal vez era una apariencia, un espejismo, un engaño, eso del ser virtual, del tener-y-conocer o conocer-y-tener amigos haciendo click. 

Se concedieron paciencia, tiempo y espacio. Quedaron y se encontraron cada vez en diferentes sitios a las horas acordadas. Unas veces se sentaron y otras se mantuvieron de pie. A las mismas altura y distancia físicas, procurando que sus palabras no fueran fuentes de malentendidos, sus mentes se acercaron cada vez más. Yéndose de viaje, por bares y tabernas, de cañas y tapas, por los Madriles y la Mancha, se han ido conociendo y forjando cierta amistad que cuidan cada día cual flor única, delicada y valiosa. Van domesticándose :).

sábado, 21 de marzo de 2015

Primavera

Te necesito, Amaral [4:04]
Tan solo un día tras la llegada de la nueva estación, un mensaje (mi nombre es primavera, aunque prefiero que me llamen prima o vera, suena más informal, besos) y diez minutos después, otro (llama cuando quieras, desde donde quieras :) besos). Veinticuatro horas más tarde, la primera cita, justo en el momento y a pocos metros del inicio de una gran manifestación. Luego, miles de inolvidables segundos y agradables palabras, y la primera despedida en medio de fuerzas enfrentadas. Desde entonces, con cada encuentro, llamada, mensaje o recuerdo, todo renace. 
Sin ti no soy nada, Amaral [4:35]