domingo, 19 de octubre de 2014

Café

Ojala que llueva café en el campo, Juan Luis Guerra [4:15] 

Hice café pensando en cuantos meses hacía que no lo hacía y en el que me han regalado unas amigas. Pensé en cómo han pasado estos meses, en las diez, once, doce horas diarias de trabajo sin ventanas, en lo que cada día debo aprender y aplicar, en que no descanso y apenas duermo. Hice café deseando que alguien vuelva a donde estaba antes, a donde quiere estar.  

Me fui a ver un espectáculo audiovisual. A poco de comenzar, mientras unxs se movían rítmicamente y otrxs llegaban a tropel, me marché. Necesitaba caminar y respirar. Al salir a la calle Fuencarral me topé con una manifestación. Me pregunté si había un sitio, una web, en donde consultar las manifestaciones previstas para el fin de semana y así poder sumarme fácilmente a alguna. Esta resultó ser por el Día de la Despatologización Trans, y tal y como pensé, conocía a algunas personas, así es que crucé Gran Vía conversando con una ex-compi de clases de idiomas. Me dijo que subirían con la batucada hasta la Plaza de Jacinto Benavente. Quería aprovechar el tiempo y seguir mis planes por lo que me adelanté un poco. 

Llegué hasta Tirso de Molina en donde músicos y artistas celebraban el “Tapapiés”. Me detuve un rato para ver a “Swingdigentes. Bajé hasta la esquina de Lavapiés y Cabeza cuando actuaban “Hakuna Ma Samba”. Y así, cuesta abajo fui atravesando el barrio hasta llegar a “La Zagala de Lavapiés”. Me quedé mirando desde la acera, a través del cristal, lo bien que bailaban unas chicas. Una de ellas me vio y muy sonriente me invitó a entrar y bailar. Les expliqué que no bailaba desde hacía muchos años y cómo y por qué había llegado hasta allí. Me preguntaron de dónde era y les pregunté que qué significaba la pregunta, si dónde había nacido, dónde vivía o dónde tenía hipoteca. Nos reímos, respondí todas las opciones y más, conversamos, les dije lo de este blog. Entonces una Gata Bailona insistió y bailamos un clásico de la salsa que estaba de moda cuando yo estudiaba la carrera.

Tras atravesar una calle Argumosa a tope de gente, llegamos a “La Berenjena” y a poco de estar allí entró alguien. Nos miramos y nos sorprendió la coincidencia. Nos habíamos conocido e intercambiado recomendaciones sobre lugares durante un viaje, y entre estos sitios estaban justamente “La Berenjena” y la celebración del “Tapapiés”. Nos presentamos todxs y comenté que esa noche estaba siendo muy curiosa. Brindamos por estas coincidencias, por los encuentros inesperados, por estas cosas que pasan.  Luego algunxs subimos por Santa Isabel y terminamos nuestra particular “rutatapapies” deleitándonos en “Tasca Parrondo” con su “Cazuela Mar y Monte Bilbilitana”.

Como dijo la Gata Bailona, lo importante no es por qué pasan estas cosas sino para qué, y como en la canción “si naciste pa' martillo del cielo te caen los clavos, la vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida”. 

Hice café deseando que algunas cosas volvieran a ser como antes y que otras cambiaran para bien y para siempre. Hice café y empezaron a ocurrir cosas :) ...

martes, 14 de octubre de 2014

Un día sobre logros de mujeres

Este 14 de Octubre es el Ada Lovelace Day 2014.

Como cada año desde 2009, se realizan diversas actividades en diferentes países para celebrar los logros alcanzados por mujeres en ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas.

El pasado año se celebró por primera vez en Madrid el Ada Lovelace Day 2013 en Makespace Madrid.

Queda mucho camino por recorrer, comenzando, claro está, por conocer todo lo que nos precede. Siento no disponer de más tiempo, de momento, para aportar más, pero animo a visitar los enlaces anteriores :).