martes, 6 de junio de 2017

De Diosas y Demonias

Magníficas Blanca Li (creadora y bailarina) y María Alexandrova (bailarina) en los Teatros del Canal el 3 y 4 de Junio.
Mi fragmento preferido, entre los minutos 28 y 34 de esta representación en el Teatro de los Campos Elíseos:
https://www.youtube.com/watch?v=j7wFO9eKmfw

lunes, 6 de junio de 2016

Pasado

The End, Carol OST, Carter Burwell [3:54]
Pasado el tiempo vi de nuevo su película favorita. Me preguntaba por qué lo era. Hace poco nos hemos encontrado otra vez. Pareció como si me esperase en una esquina rodeada de libros. Recordé sus ojos color miel y sus manos hojeando un libro. Me pregunto si alguna vez pensó en que nuestros momentos felices se perderían para siempre, en que morirían al irnos, como decía un personaje de su película favorita.

sábado, 6 de junio de 2015

Solo son recuerdos

Where is my love?, Cat Power [2:53] 
Arcoíris tras un aguacero, mariposas y flores de colores, marpacíficos, flores de pascua, framboyanes, playas azul verde turquesa, arena infinita, agua cristalina, bucear, salir a respirar un instante y sumergirme.
Leer, escribir, dibujar, jugar, soñar, dormir, orden y desorden. 
Cajitas de maderas aromáticas, semillas de mameyes, hojas secas, piedras, minerales, polymitas picta, caracoles, conchas, corales, abanicos de mar. 
Primera vez a caballo y desbocado, helechos, orquídeas, elevaciones y cuevas, estalagmitas y estalactitas, costas y playas, casas sobre pilotes, saltos desde muelles, mareas, mangle, cangrejos, trompeteros, picuas, morenas, caballitos de mar, cayos, una sierra y un banco desde un bote, esculturas recreando una aldea aborigen a orillas de una laguna con un tesoro, cocodrilos. 
Frijoles negros con cilantro, puerco asado con ramas de guayaba, turrón de maní, pudín de pan con higos, patios, parras, una casita, lagartijas, violetas, matas de mango, guanajos, sombreros, esponjas. 
Después, euplectella aspergillum, la fascinación por la biología estructural, tras las formas y estructuras creadas por humanos, quizás sin reparar profundamente en lo que desde mucho antes brinda la naturaleza, consecuencias e implicaciones.
Solaris, la materialización de los recuerdos, lo(s) que ya no ves, lo(s) que ya no está(n), ¿dónde está(n)?, la ética de la investigación, la experimentación y la invención. 
Siempre, libros, películas, música, ballet, danza, teatro, museos, pintura, escultura, viajes, caminatas urbanas, paisajes, flora y fauna de colores ...
Recuerdos, amores, algo de caos, olvidos, intolerancias, aún. 

domingo, 24 de mayo de 2015

Emoción

Time after time, Cyndi Lauper [4:18] 
Me emociona acudir a votar. No sé por qué me ocurre pero es un hecho. También hoy me he emocionado, quizás tanto como la primera vez que pude hacerlo en este país, hace más de una década, tras casi otra intentando conseguirlo. Hoy he recordado aquella primera vez, la sonrisa y la mirada de un ex-compañero de trabajo quien, casualmente, estaba en el colegio electoral. 

Quizás quienes han nacido y vivido con la posibilidad de votar a varias opciones y no a un único partido, o no votar, no puedan comprender el privilegio de este derecho, a pesar de las imperfecciones que pueda tener, en mi opinión, cualquier sistema democrático. Me gustaría poder emocionarme el día en el que sea posible el voto libre y plural en todas partes, especialmente en donde nací.

sábado, 18 de abril de 2015

Ascenso

Tres Tres Chic, Mocean Worker, The Devil Wears Prada Soundtrack [3:41]
Les Maruja había salido a dar una vuelta por el barrio vecino tras sus recientemente finalizadas fiestas. Al llegar a la puerta del edificio en donde vivía temporalmente, se encontró con dos mujeres. Una morena de pelo corto con cara de preocupación parecía intentar ayudar a otra rubia de melena ensortijada que buscaba algo en el bolso a la par que repetía “¿Subes?”. Al abrir la puerta con sus llaves, les preguntó quedamente, más por gestos que con palabras, si iban a entrar. Sostuvo unos segundos la pesada armazón de hierro y vidrio, y a punto ya de soltarla, entró la rubia y, con tono decididamente vacilante, dijo “Merci”. 

Les Maruja pulsó el botón de llamada del ascensor. Durante la breve espera se fue haciendo evidente que esta Blonde Bote estaba algo ¿cómo calificarlo? ¿tambaleante? Les pulsó el piso al que iba a la par que lo decía y preguntaba tímidamente a la Blonde por el suyo. Inevitablemente el espejo del pequeño ascensor reflejaba el rostro despreocupadamente sonriente de la Blonde en contraste con el de cierto aire de comedida amabilidad de la Les.

Las portezuelas se cerraron lentamente. Comenzó el pesado ascenso, silencioso hasta que Blonde preguntó “¿Subes a casa conmigo?”. Les sonrió y respondió educadamente “No, gracias, no”. Blonde medio replicó medio inquirió “¿Te gustan las mujeres?” y sin dar tiempo a una respuesta de Les, apostilló con tono un tanto victorioso “¡Lo he notado! ¡Me he dado cuenta antes!”. Les se miró al espejo y dijo con algo de sorna y una sonrisa medio burlona “¡Oh sí! ¡Claro que se nota!” mientras sus dedos se entremezclaban con su escaso pelo.

Blonde insistió “¿Subes?”. Les negó con la cabeza y respondió cuidadosamente a la par que procuraba mirarle a los ojos a través del espejo “No. Sí, me gustan las mujeres pero no todas las mujeres”. Y mientras Blonde exclamaba gesticulando “A mí no, no me gustan las mujeres ¿Subes?”, Les añadió pausadamente “es como en las heteros, a usted por ejemplo”, “a mí no, no me gustan las mujeres” interrumpió Blonde, “le gustan los hombres pero no todos los hombres”, logró proseguir Les para inmediatamente añadir “pues a mí, algunas mujeres, a las que he querido y tengo cariño, como a usted los hombres, supongo”. 

Tras repetir por enésima vez “A mí no, no me gustan las mujeres”, Blonde preguntó con cierto enojo “¿Y yo, yo te gusto?”. El ascensor se detuvo. Les miró a Blonde de frente brevemente y respondió secamente “No”. Comenzaron a abrirse las portezuelas y Blonde apremió “¿Subes?”. Les negó con la cabeza, abrió la puerta del ascensor, se giró y desde afuera asintió con la cabeza. “Bona nit”, dijo mientras acompañaba el cierre de la puerta.

domingo, 22 de marzo de 2015

Domesticación

Viva la vida, Coldplay [5:18]

Quizás sabían que en cierto libro está escrito que solo se conocen las cosas que se domestican, que los seres humanos ya no tienen tiempo de conocer nada porque lo compran todo hecho en las tiendas y que como no hay tiendas donde venden amigos, ya no tienen amigos. Quizás esto había cambiado, o tal vez no. Tal vez era una apariencia, un espejismo, un engaño, eso del ser virtual, del tener-y-conocer o conocer-y-tener amigos haciendo click. 

Se concedieron paciencia, tiempo y espacio. Quedaron y se encontraron cada vez en diferentes sitios a las horas acordadas. Unas veces se sentaron y otras se mantuvieron de pie. A las mismas altura y distancia físicas, procurando que sus palabras no fueran fuentes de malentendidos, sus mentes se acercaron cada vez más. Yéndose de viaje, por bares y tabernas, de cañas y tapas, por los Madriles y la Mancha, se han ido conociendo y forjando cierta amistad que cuidan cada día cual flor única, delicada y valiosa. Van domesticándose :).

sábado, 21 de marzo de 2015

Primavera

Te necesito, Amaral [4:04]
Tan solo un día tras la llegada de la nueva estación, un mensaje (mi nombre es primavera, aunque prefiero que me llamen prima o vera, suena más informal, besos) y diez minutos después, otro (llama cuando quieras, desde donde quieras :) besos). Veinticuatro horas más tarde, la primera cita, justo en el momento y a pocos metros del inicio de una gran manifestación. Luego, miles de inolvidables segundos y agradables palabras, y la primera despedida en medio de fuerzas enfrentadas. Desde entonces, con cada encuentro, llamada, mensaje o recuerdo, todo renace. 
Sin ti no soy nada, Amaral [4:35]